A modo de introducción

La reflexión y el análisis teórico de nuestras prácticas diarias, constituyen herramientas indispensables para dar un marco teórico a lo que hacemos.

Desde GENEOS nos nutrimos a diario del conocimiento compartido por otros y entendemos que la construcción del conocimiento, necesita de que todos podamos pasar del rol de consumidores al de productores de dicho conocimiento, partiendo de la base de que todos tenemos algo que aportar para mejorar y ampliar los insumos diarios de nuestro trabajo.

Las ideas no son compartimentos estancos, son más bien como las piezas de un rompecabezas, que al agruparse, van dando forma a un conocimiento mayor. Ideas que se nutren de otras ideas, de recorridos y de experiencias.

Entendemos a las ideas como parte de un todo que va constituyendo el conocimiento, pero no el conocimiento como un fetiche, un conocimiento que debe ser puesto a disposición de la construcción colectiva de saberes sociales, fundamentales para el desarrollo de las personas.

El conocimiento es una construcción social en base siempre a conocimientos previos, por lo que nadie puede apropiarse de dichos conocimientos y nadie puede negar o licenciar el acceso a los conocimientos que produce.

Desde este espacio va nuestro aporte a construir colectivamente saberes y a fortalecer el copy left en el campo de las ideas.